Preciosa carta de una madre de un niño con autismo pidiendo que por un día vivan en los zapatos de su hijo

Nicole notó que los amigos de su hijo ya no iban iban a su casa.

Entendió que eran los padres los culpables de esa actitud.

Madre de un niño con autismo

Nicole es una madre de un niño autista, que como muchas otras siente que las cosas no están bien, y  que escribe una carta con el corazón desde su cuenta de facebook My blue boy (mi niño azul) pidiendo a la gente que lea su escrito, que por un momento “se pongan en los zapatos” de su hijo para que se den cuenta que una persona con TEA es como un niño cualquiera pero “cableado” de forma diferente. Nicole ha sufrido en sus carnes lo que es la discriminación de su hijo por ser diferente y sueña con un mundo diferente, ese al que todo aspiramos. Esta carta (traducida del inglés por http://www.rts.com.ec/ ) es dirigida a todos los padres que alejaron a sus hijos del suyo.

“Cuando establecí esta página me prometí que este año haría que la gente entienda el autismo. Cada año la gente hace sus metas o deseos para el año. Mi principal deseo para este años es hacer que los ‘juzgadores’ entiendan.

Cuando uno se entera de que va a ser mamá, sueña con tener a su bebé por primera vez, sueña con vestirlos, mostrándolos y obsesionándose con cada uno de sus movimientos. Tú sueñas con su primera palabra, la primera vez que aplaudirán, la primera vez que se despidan y por supuesto sus primeros pasos. Todas las cosas ‘normales’.

Bueno, en mi casa estas cosas están lejos de lo normal. Sí tuvimos algunas de ellas, pero han desaparecido. Las palabras se perdieron, los hitos perdidos y muchas lágrimas fueron lloradas a lo largo del camino. Esto no es ‘pereza’ de su parte. No es un ser obstinado y lo más seguro es que no está actuando.

Mi pequeño es como su hijo, le encanta bailar, le encanta ser abrazado, llora cuando cae y adora a Mickey Mouse. Sin embargo, está ‘cableado de manera diferente’.

Las cosas pequeñas que damos por sentado todos los días son las cosas más difíciles de enfrentar para él. Diferentes luces, sonidos, olores o incluso la apariencia de algo puede causar una sobrecarga que es demasiado difícil de enfrentar para un adulto, por no hablar de mi hijo pequeño. ‘Las cosas normales’, como ir de compras, jugar en un playzone niños, o incluso un corte de pelo, puede ser insoportable para él.

A las personas que lo miran porque él tararea, únanse a su pequeña canción, porque en sus ojos está cantando la mejor canción del mundo.

A las madres que alejan a sus hijos de él, están creando a los matones del futuro. Los niños no notan las diferencias, sólo quieren jugar, déjelos.

A la señora que lo llamó atrevido en el supermercado, trata de mirar las cosas desde su perspectiva. Una sobrecarga de colores y sonidos. La gente zumbando más allá de ti. Tú también llorarías si no pudieras decirle a nadie cómo te sientes cuando todo se pone demasiado intenso.

A los amigos que han desaparecido, espero que esto nunca golpee en su puerta. Yo no cambiaría a mi hombre pequeño por nada del mundo, y si no puedes entenderlo, entonces no mereces estar en su vida.

Los niños con necesidades son las personas más valientes y más asombrosas de este mundo. Están luchando en batallas que nadie conoce y garantizo que ningún adulto pasaría la mitad de los obstáculos como ellos lo hacen.

Así que este año les pido que piensen antes de juzgar, vivan un día en los zapatos de mi pequeño hombre y entenderán que es realmente un superhéroe”

Fotos: My Boy Blue – Facebook

Enlace al texto original: carta – facebook

Deja un comentario